Paisajes Dalinianos. Ruta 6 Alt Empordà

Comarca
  • Alt Empordà
Municipios
  • Cadaqués
Dificultad
  • Media
Tiempo
  • 5h 15min
Distancia en km
  • 17 km
Altitud máxima
  • 257
Altitud mínima
  • 1
Desnivel acumulado en subida
  • 495 m
Desnivel acumulado de bajada
  • 495 m

Estamos en Cadaqués, delante de la bahía. Seguimos por la Riba des Poal hasta llegar a la Plaça des Portitxol. A la derecha de la plaza, encontramos el Carrer de la Miranda. Justo al principio de la calle vemos la primera marca amarilla de seguimiento de Itinerànnia.

A partir de este momento, nos fijamos en las marcas amarillas. El final del Carrer de la Miranda enlaza con el Camí de Portlligat: vemos unas grandes macetas y debemos seguir el camino recto tal como indican las marcas.

Al llegar a la carretera, a la derecha queda la iglesia de Sant Baldiri. Nos dirigimos hacia ella y cogemos el camino que desciende, dejando la iglesia a la derecha. Al cabo de unos metros debemos girar a la izquierda: desde aquí divisamos la Platja de Portlligat.

Una vez estamos en la riera, hay que prestar atención a la señal que indica girar a la izquierda. Es antes del puente. Pasamos por dentro la riera y seguimos el camino empedrado hasta el final.

A partir de aquí, cruzamos la carretera un par de veces hasta encontrar un sendero que sigue bajando. A nuestra derecha divisamos la Cala es Jonquer y, en el fondo, la punta de Codera. En los bordes del camino hay una gran cantidad de moreras. Ahora, el camino de pared seca a ambos lados permite, también, ver los olivos de muy cerca.

Volvemos a seguir un pequeño tramo de la carretera a la derecha (unos 200 metros). Giramos en la señal que indica la Platja de Sant Lluís y seguimos recto en dirección a Cala Jugadora. A la derecha queda la Platja de Sant Lluís. Siguiendo el sendero encontramos un pequeño cruce, que seguimos hacia la izquierda. Ésta, probablemente, había sido una tierra de viñas.

Una vez estemos en la cima de la subida, debemos girar a la izquierda, dejando a la derecha la banderola que indica el cap de Creus. Al cabo de unos metros, volvemos a encontrar la carretera: hay una valla metálica azul. Si está cerrada, al pasarla, no olvidemos volver a cerrarla. Giramos a la derecha y seguimos unos metros por la carretera asfaltada. Encontramos marcas de confirmación a nuestra izquierda. Al cabo de unos metros, hay un cartel de Reserva Natural Integral, a la derecha. También hay una marca amarilla que indica que aún debemos continuar recto por la misma carretera.

Unos metros más allá, dejamos la carretera y giramos a la izquierda antes de un camino cerrado por una cadena. A partir de ahora, el tramo coincide con el GR-11. En el fondo del valle, vemos los cortijos de Mas Rabassers.

Dejamos el cortijo a la derecha y seguimos las marcas. Pasado un rato, cruzamos un alambre y seguimos recto. Hay que volver a cerrarlo correctamente. Observamos como a medida que nos hemos ido adentrando, el paisaje se ha vuelto más salvaje.

Veremos un cartel de madera que indica el Port de la Selva y debemos seguir en esta dirección. Más adelante, en otro cartel de madera que indica el número de kilómetros que quedan por un montón de poblaciones, giramos a la derecha. Vemos una cabaña de pastor y, poco después, empieza la bajada. El descenso es fuerte, y ahora, hay que volver a subir hacia arriba. Cruzamos un alambre, que volvemos a cerrar. Seguidamente giramos a la derecha. Aquí volvemos a tener vistas al mar. Giramos, de nuevo, a la derecha, dirección al cortijo. Encontramos el palo AE138-Mas Vell: debemos seguir dirección a Cadaqués. El camino que seguimos hasta llegar a Cadaqués coincide con el del GR-92. Quedan 2h 10'.

Este camino no tiene pérdida: La mayoría del tiempo andamos por encima del muro de piedra seca que, en algunos tramos, es de grandes dimensiones. El camino es muy llano y va haciendo eses por la parte alta de la montaña, desde donde tenemos grandes vistas al mar. Llegamos a un nuevo cruce AE139-Sobre Mas de Bufadors: debemos seguir la dirección que indica Cadaqués 1h45'. A partir de este momento, el camino baja y delante nuestro podemos ver el mar de Cadaqués y, mientras vamos bajando, podemos divisar las casas blancas y el campanario de este bonito pueblo.