Por los vecindarios del Alto Freser. Ruta 16 Ripollès

Comarca
  • Ripollès
Municipios
  • Ribes de Freser
Dificultad
  • Media
Tiempo
  • 4h 35min
Distancia en km
  • 15 km
Altitud máxima
  • 1350
Altitud mínima
  • 908
Desnivel acumulado en subida
  • 590
Desnivel acumulado de bajada
  • 605

Iniciamos el itinerario en la señal R123-Castell de San Pere que se encuentra situada en la salida de Ribes de Freser junto a la carretera de Pardines y de la vía del cremallera. Seguimos dirección a Pardines y el Serrat. El primer tramo, de cemento, pasa bajo las ruinas del castillo de Sant Pere, que fue residencia de los señores de Ribes. Pasamos junto al cementerio, el Hotel Resguard dels Vents y finalmente por el Mas Ventaiola, donde hay que seguir una pista de tierra que sube hacia la izquierda. Después de hacer un par de grandes curvas, esta pista nos sube hasta la Collada de Can Nadal donde encontraremos la señal R118. Seguiremos la pista de cemento hacia la izquierda dirección al Serrat. Las vistas sobre el Valle de l'Alt Freser son espectaculares con la Serra de l'Estremera y el Massís del Puigmal y los pequeños vecindarios diseminados por todo el valle.

En una curva cerrada el itinerario deja la pista que seguíamos para coger otra pista de tierra en medio de un espeso bosque de avellanos y pinos. Al otro lado del pequeño valle empezamos a ver nuestro próximo objetivo: el vecindario de Serrat. Dejamos la pista para bajar por un sendero en medio de una tartera, que nos lleva a cruzar el río Maçanell dos veces por unas palancas de madera. Remontamos por la solana del valle por un antiguo camino que nos llevará hasta el núcleo de Serrat. Entramos en el pueblo por su pequeña iglesia y cruzamos la población por calles empedradas hasta el final del pueblo donde encontramos la señal R117. Abandonamos Serrat pasando por el antiguo camino, paralelo a la actual carretera por abajo, dirección a Fustanyà. Pasamos por el oratorio de Sant Antoni y más adelante dejamos el camino ancho para tomar un camino más estrecho que acaba convirtiéndose en sendero y que después de una pequeña bajada nos lleva hasta la carretera. Seguimos la carretera un centenar de metros para volver a dejarla, ahora por un antiguo camino en medio de matorrales. Llegamos a Fustanyà donde encontramos una pista de cemento. La seguimos hacia la izquierda bajando y poco más adelantee ncontramos la señal R116 que tomamos dirección Batet. Seguimos la misma pista pasando junto a la iglesia de Sant Sadurní de Fustanyà con su peculiar campanario enmaderado. Dejamos la Casanova a nuestra izquierda para continuar bajando por la pista en rápidas curvas.

Después de pasar por debajo de un acueducto, llegaremos hasta la carretera de Queralbs a Ribes, la seguiremos un centenar de metros dirección a Ribes, hacia la izquierda. Cruzaremos la vía del cremallera y llegaremos a Rialb, lugar donde llegaba el hierro y otros minerales que se extraían del valle. Dejamos la carretera y subimos por el antiguo camino que unía Rialb con Batet. El camino sube y nos permite disfrutar de una bonita panorámica del valle. Llegamos al pequeño núcleo de Batet, en el cruce R119 donde cogeremos dirección Roques Blanques y Ribes de Freser, un primer tramo de carretera en bajada hasta desviarnos por un camino que planea y nos lleva hasta Can Possons. Antes de llegar a esta masía pasaremos junto a una mina de hierro, vestigio de la intensa actividad minera del valle.

Seguimos la pista de cemento que nos lleva hasta Can Possons y Can Segura para llegar finalmente a la Collada de Segura donde encontramos la señal R120. Ahora sólo nos queda seguir el camino que desciende rápidamente a Ribes de Freser, alrededor de la montaña del granófiro, donde estaba el castillo de Segura. Pasado el Oratori de Sant Cristòfol, encontramos la señal R122, entramos en Ribes de Freser por la calle de Cerdanya. Punto final del itinerario.