Ruta de las ermitas del Corb. Ruta 4 Les Preses

En esta ruta se puede descubrir Sant Miquel y Sant Martí del Corb, pequeñas ermitas que conforman el románico más secreto y escondido de la Garrotxa

Comarca
  • Garrotxa
Municipios
  • Preses, Les
Dificultad
  • Media
Tiempo
  • 3h50min
Distancia en km
  • 9,1Km
Altitud máxima
  • 909m
Altitud mínima
  • 472m
Desnivel acumulado en subida
  • 658m

Salimos de la plaza Major, cruce P1 Església de Sant Pere y vamos dirección a la ruta de las ermitas del Corb. Pasamos por delante la piscina y allí hay un sendero que va subiendo suavemente.
Nos adentramos en un robledo y, a medida que vamos subiendo, dejamos el robledo para encontrar un hayedo.
Cuando dejamos las últimas hayas, llegamos a una claro donde, en unos metros, encontramos el palo G143 Volcà del Racó. Aquí giramos a la derecha, subimos unos metros y encontramos el palo G144 El Racó. Giramos a la izquierda y cogemos un camino que va planeando primero por un encinar y luego por un hayedo.
Seguimos por este camino hasta llegar a un claro donde encontramos la ermita de Sant Miquel del Corb.
Cogemos una pista que nos lleva a Mas l’Antiga. Aquí giramos a la derecha y seguimos la pista hasta encontrar la ermita de Sant Martí del Corb, donde está el palo G75 Sant Martí del Corb. Andamos recto por una pista de desembosque hasta que las marcas amarillas de Itinerànnia nos indican un giro a la derecha, por un camino que sube recto hasta un hayedo.
Vamos subiendo hasta encontrar el cruce G77 Baixant d’en Camps. En este punto giramos a la derecha y andamos siguiendo la sierra de Marboleny hasta encontrar el G78 Serra de Marboleny.
Seguimos recto por el borde hasta encontrar el P4 Serrat de les Aulines. Cogemos la dirección Área de Xenacs (10min). Aquí encontramos el cruce P3 Àrea de Xenacs y cogemos la dirección de Les Preses bajando per el camino de les Barrincoles (45min).

Bajamos suavemente hasta encontrar el cruce P2 Xenacs. Continuamos recto por un camino que va bajando haciendo zigzags, hasta que llegamos a Can Talaia. Giramos a la izquierda y en pocos minutos estamos en el punto de salida.