De Sant Privat a la mare de Déu de les Olletes

Durante siglos los habitantes de la Vall d'en Bas, han hecho peregrinaciones hasta la cueva de la mare de Déu de les Olletes. Esta ruta es la que siguió una família de la vall descalzos. Era la promesa que habían hecho si se curaban del tifus.

Modalidad
  • A pie
Comarca
  • Garrotxa
Municipios
  • Vall d'en Bas, La
Tiempo
  • Menos de 3 horas
Dificultad
  • Media
Tiempo
  • 1h30min (anada)
Distancia en km
  • 3,5 km
Altitud máxima
  • 989m
Altitud mínima
  • 526m
Desnivel acumulado en subida
  • 459m
Desnivel acumulado de bajada
  • 0m

Esta es una ruta lineal, el regreso es por el mismo camino.

Puede iniciar la ruta en el pueblo de Sant Privat d'en Bas en el cruce de Itinerànnia G151, hay que tomar el camino que indica hacia Joanetes. Pasado can Valentí, encontraremos otro cruce el G57 La Canova-Riu Gurn. Seguimos por el camino que dirige hacia Joanetes hasta llegar muy cerca del área de picnic dels Pins. Allí encontramos un nuevo cruce G58 Pla d'en Xurri y de nuevo seguimos el camino que indica hacia Joanetes y ahora también Hostalets d'en Bas. Pasado can Turó, iniciamos el último ascenso hasta la cueva donde está la virgen.

El regreso es por el mismo camino.

Se trata de un pequeño oratorio de 5 metros de altura, 8 de profundidad y 4 de ancho, excavado en la roca y cerrado por una verja. Guarda una imagen barroca de alabastro de la Virgen, de unos 50 cm. de altura, copia del original, que se conserva en la iglesia parroquial de la villa.
A pocos metros y elevado sobre el camino están los restos de la edificación donde se guardaban los objetos necesarios para el culto de la capilla.

Su origen cabe buscarlo a comienzos del siglo XVII, cuando según referencias tradicionales, fue encontrada una imagen de la Virgen en una pequeña depresión en el terreno, es decir, en una "olla", que ha dado nombre a el oratorio.

Este agujero está a pocos metros, en un recodo del risco, que ha sido retocado para poder poner una valla. Cuando se trasladó la imagen de este rincón en la capilla, en su lugar se colocó una de la Virgen de Nuria.

En 1910, César August Torras, en su libro Pirineo Catalán, comarca de Olot, dice: "un xich en amunt, també sota cingle, hi ha una altra petita cova, ont s'hi venera la Mare de Déu de Núria, y en la qual tot just hi ha lloch pera l'imatge, l'olla y la campana. Segons tradició, es la cova aont fou trobada l'imatge primitiva de la Verge de les Olletes y el lloch aont antigament s'hi venerava. S'hi puja per un camí, en rampant, fet a dretes".

Aunque no se sabe cómo se produjo el hallazgo, hay referencias que lo atribuyen a un gitano o un pastor. También se hace mención de que los monjes de Santa Magdalena del Mont - antiguo priorato agustiniano dedicado a Sant Corneli y Santa Magdalena, documentado en el siglo X - que está a menos de media hora de las Olletes, colocaron, en este lugar llano y sombrío que se presta a un pequeño descanso en el camino, la imagen en una cueva porque, además, de descansar el cuerpo "alegrara también el espíritu".

Los trabajos de perforación comenzaron en 1855, siendo rector de Sant Privat mosén Esteve Plana, quedando terminadas en 1895, el día 4 de agosto de ese año se hizo la bendición, se colocó el altar de mármol blanco, que costó 4.000 pesetas, y la reja. Hay mención de que tanto el decorado de la capilla como el altar debían ser trabajados en la misma roca, a tal efecto ya se había dejado una piedra saliendo del fondo de la pared y nadie sabe cómo, una barricada, dicen que intencionalmente mal tirada, hizo añicos la roca y se tuvo que desistir del proyecto.

Se trata de un santuario mariano de mucho renombre en la región, en el siglo XVIII se menciona esta devoción, ya que protegía las enfermedades del ganado, en especial el porcino. El primer domingo de septiembre tiene lugar allí un "aplec".

Fuente información histórica: trogloditisme