Itinerario de Ribelles y Hostal de la Muga (desde Sadernes). Ruta 7 Parroquias Alta Garrotxa

Sant Julià de Ribelles es una construcción románica consagrada en 947. En su interior se ha conservado una parte de la construcción prerrománica. La iglesia fue reconstruida en el siglo XIII, y en los siglos XIV o XV se añadió una segunda nave.

Modalidad
  • A pie
Comarca
  • Alt Empordà
  • Garrotxa
Municipios
  • Albanyà
  • Montagut i Oix
  • Sales de Llierca
Tiempo
  • Entre 3 y 4 horas
Dificultad
  • Alta
Tiempo
  • 4h (anada)
Distancia en km
  • 10,3Km
Altitud máxima
  • 876m
Altitud mínima
  • 268m
Desnivel acumulado en subida
  • 792m
Desnivel acumulado de bajada
  • 217m

Salimos de la iglesia de Santa Cecilia de Sadernes y tomamos la pista que se adentra hacia la vall de Riu. Enseguida encontramos el palo G33 Sadernes, donde tomamos la dirección a Sant Julià de Ribelles.

Caminamos por la pista siempre siguiendo las marcas amarillas y también las marcas verdes y naranjas, hasta encontrar el palo G32 molí de Galceran, donde seguimos hacia la misma dirección. Caminamos por la pista pasando por el pont del Pas dels Aures y enseguida encontramos a la izquierda un imponente roca en el que se encuentran las ruinas del castillo Sespasa. Volvemos a cruzar el río por un puente sin barandillas y llegamos a la última zona de aparcamiento.

Seguimos por la pista hasta que a la izquierda encontramos el palo G40 pont de Valentí, y continuamos hacia Sant Julià. Cruzamos el puente y llegamos al antiguo Hostal de Ca la Bruta giramos a la derecha para encontrar un punto desde donde salen dos caminos. Tomamos el de más a la derecha que va paralelo al río. El camino cruza la pista que va a la casa de la Quera. En este punto, encontramos unas escaleras de madera que nos permiten ascender por el antiguo camino que va hacia Sant Aniol. Seguimos las marcas hasta encontrar unos peldaños de madera que nos llevan a la pista de la Muntada. A partir de aquí caminamos por la pista hasta llegar a un pequeño aparcamiento a la derecha. Lo cruzamos y vamos en dirección a la riera de Sant Aniol. Cruzamos el arroyo y seguimos el sendero que la bordea hasta llegar a la esclusa del Gomarell. En este punto encontramos el palo G37 la Muntada, y continuamos hacia Sant Julià de Ribelles. Pasamos por el lado de la esclusa y seguimos un camino que va subiendo por la orilla izquierda hasta el gorg del Citró, donde cruzamos el arroyo. Más adelante volvemos a cruzar el arroyo por unas pasarelas y seguimos de nuevo por la orilla izquierda hasta llegar a un cruce de caminos, el coll del Molí de Sant Aniol, palo G38, y continuamos siempre hacia Sant Julià. En este punto también empezamos a encontrar las marcas blancas y rojas del GR11.

Caminamos hasta encontrar el palo G39 Sant Aniol d’Aguja y seguimos hacia Sant Julià de Ribelles; aquí seguimos solo las marcas amarillas y empezamos a trepar por un espeso encinar. El camino sube por unas curvas que nos permiten ir ganando el desnivel hasta llegar al coll de Clarioles, donde encontramos el poste AG12 y continuamos hacia Sant Julià de Ribelles. El sendero sube con rapidez, ganamos mucho desnivel en poco tiempo. En este tramo hay que prestar atención porque pasamos por el pujant d’en Llebre, donde hay que hacer una pequeña trepada y, después el camino va colgado al risco hasta llegar a la casa en ruinas de Can Llebre. Dejamos los tramos aéreos para subir nuevamente por dentro del bosque, son bosques de roble pubescente con sotobosque de boj, donde de vez en cuando encontramos algún espacio entre el espeso bosque que nos permite disfrutar de unas magníficas vistas del valle de Sant Aniol .

Vamos caminando hasta llegar al coll de la Bassa, lugar un poco más abierto, donde cuando llueve se forma una balsa. Giramos a la izquierda y subimos un poco en busca de un roble muy grande; seguimos las marcas amarillas que nos adentran hacia el bosque por un sendero rodeado de boj. Hacemos un giro fuerte hacia la derecha y al cabo de un rato encontramos entre los árboles podemos ver la iglesia de Sant Julià de Ribelles, pero todavía nos faltan unos minutos para llegar. Antes llegamos al coll de Can Queller, lugar en el que nos encontramos la pista que va del mas Moretó hacia l’Hostal de la Muga. Cruzamos la pista y cogemos el sendero que tenemos delante. Lo seguimos y al cabo de unos minutos llegamos a la pista que lleva a Sant Julià de Ribelles. A partir de aquí, hacemos una pequeña subida y ya estamos frente la ermita.

Una vez visitado el templo, para volver hacia Sadernes sólo hay que deshacer el camino de ida.

Si tiene más ganas de caminar, está marcado hasta el Hostal de la Muga.