Ruta caminos de Pedra Tosca. Ruta 4 Olot

Se trata de una ruta sencilla y agradable perfecta para hacer en familia. Caminaremos por un tramo de la vía verde, donde podremos rememorar el pasado industrial y rico de la ciudad, ya que por allí pasaba el tren que conectaba Olot con Girona.

Modalidad
  • A pie
Comarca
  • Garrotxa
Municipios
  • Olot
  • Preses, Les
Dificultad
  • Media
Tiempo
  • 2h35min
Distancia en km
  • 10,3 Km
Altitud máxima
  • 487m
Altitud mínima
  • 431m
Desnivel acumulado en subida
  • 80m
Desnivel acumulado de bajada
  • 80m

Se trata de una ruta sencilla y agradable perfecta para hacer en familia. Caminaremos por un tramo de la vía verde, donde podremos rememorar el pasado industrial y rico de la ciudad, ya que por allí pasaba el tren que conectaba Olot con Girona. Más adelante, descubriremos el parque de Pedra Tosca.

Una vez en el Parc Nou, podremos visitar el jardín botánico de plantas aromáticas, así como el Museu dels Volcans, donde podremos contemplar una maqueta de toda la zona volcánica y subir al simulador de terremotos que hay en el interior.

Saldremos del cruce G15 plaça Josep Clarà de Olot cruzando el paseo de Barcelona hasta encontrar el pont de Ferro; lo cruzaremos y giraremos a mano derecha, siguiendo el curso del río Fluvià hasta el puente de Sant Roc, donde encontraremos el indicador O11 fonts de Sant Roc, que nos conducirá a la entrada de la vía verde, en dirección al parc de Pedra Tosca.

Seguiremos un tramo de la vía verde, también conocida como ruta del tren, ya que era por donde antiguamente pasaba el tren que conectaba Olot con Girona. A lo largo de este camino nos encontraremos diversos elementos de interés, como la pista de atletismo Tossols-Basil, diseñada por los arquitectos RCR, o una antigua estación de tren, llamada "el baixador de Codella", que actualmente se ha transformado en un bar.

Ante el apeadero encontraremos el indicador P6, que nos señala la entrada al parc de Pedra Tosca, un laberinto de caminos, paredes secas, artigas y cabañas que fue reformado por el Ayuntamiento de Les Preses a través del proyecto europeo de medio ambiente Life, con la colaboración de los mismos arquitectos que hicieron el estadio de atletismo: Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta.

Entraremos en el parc de Pedra Tosca por sus caminos de hierro y piedra seca, cruzaremos por dentro y tomamos el camino que va hacia la carretera de Les Preses. Una vez en la carretera, tendremos que cruzar al otro lado para ir el barrio de Bosc de Tosca. Pasaremos por delante del campo de fútbol del Bosc de Tosca, por una pista asfaltada, y seguiremos arriba y hacia la derecha hasta el vecindario de Pocafarina, donde encontraremos el indicador P7, que nos señalará que continuamos por el camino de las Llongaines, en dirección a los parajes de la Deu y la Moixina.

El camino de las Llongaines es una pista inicialmente pavimentada que desemboca a un tramo sin pavimentar, nos llevará a un camino más estrecho rodeado de robles y encinas, hasta llegar  detrás de una hípica junto al barrio de Bonavista.

Una vez en la hípica, giraremos hacia la izquierda por una pista de asfalto, hasta que encontramos un camino de tierra que nos quedará a mano derecha. Entonces bajaremos por este camino hasta la zona de la Deu.

Llegamos a una pista asfaltada donde giraremos a la izquierda hasta encontrar una bifurcación. Caminaremos por la carretera y, si nos fijamos bien, veremos a la derecha el nacimiento del rec de Revell que da agua a los parajes de la Deu y la Moixina. Seguiremos siempre las marcas amarillas pasando por delante del restaurante  y enseguida llegaremos al vial de San Jorge, donde giraremos a la derecha para cruzar la carretera por un paso de cebra. Seguiremos por un camino de tierra que pasa por el mas Cabrera y por el lado de unos huertos muy bien cuidados. Este camino nos llevará a la entrada del Parc Nou, un jardín botánico presidido por la Torre Castanys, que actualmente es la sede del Museu dels Volcans.

Saldremos del Parc Nou en dirección a la plaza América por la avenida de Cuba, atravesaremos la plaza, donde podremos contemplar una escultura de Rosa Serra, y pasaremos por medio de los pabellones de deportes de la ciudad hasta el río Fluvià, que atravesaremos por un puente de hierro.

Seguiremos hacia la derecha pels prats de la Mandra hasta el puente de les Mores, donde encontraremos el palo G22. A continuación pasaremos por detrás la Escola Malagrida hasta la estación de autobuses donde encontraremos el cruce G161, y desde allí emprenderemos el camino en dirección a la calle de Tomás de Lorenzana, que, a medida que vamos caminando, se convertirá en la calle de Camil Mulleras. Esta vía nos conducirá a la plaça de Josep Clarà G15, donde cerraremos el círculo y finalizamos la ruta.