Ruta del exilio-La Vajol

La Vajol fue el lugar elegido por el Gobierno de la República para proteger parte de su patrimonio económico y artístico. No solo eso, sino que centenares de exiliados pasaron por el pueblo en dirección al collado de Lli.

Modalidad
  • A pie
Comarca
  • Alt Empordà
Municipios
  • Vajol, la
Tiempo
  • Entre 3 y 4 horas
Dificultad
  • Alta
Tiempo
  • 3h50min
Distancia en km
  • 12,9 Km
Altitud máxima
  • 711m
Altitud mínima
  • 507m
Desnivel acumulado en subida
  • 483m
Desnivel acumulado de bajada
  • 483m

La Vajol vivió entonces unos días de gran actividad política y fue sede de la Presidencia de la República y del Gobierno. Así fue como el pueblo más pequeño de la comarca se convirtió paradójicamente en capital del Estado español.

Empezamos la ruta en el aparcamiento de la entrada del pueblo. Nos podemos desviar a la izquierda para visitar el Monumento del Exilio. 

Volveremos a la entrada del pueblo y nos dirigiremos a la Font de l’Amor. Seguiremos las marcas del GR11, y tras pasar el ayuntamiento, llegaremos a una primera encrucijada. Seguimos recto hasta la siguiente encrucijada, giramos a la derecha por la calle Illes, dejando la carretera de Maçanet de Cabrenys y el GR11 a la izquierda. Subimos por la calle asfaltada hasta que volvemos a encontrarnos con la carretera que une La Vajol con el Coll de Manrella. Justo antes de la carretera, tomamos un sendero a la izquierda y seguimos andando paralelos a la carretera. Seguimos el sendero que nos conduce hasta la carretera. Continuamos hacia la izquierda, hasta que encontramos el camino del Coll de Lli. 

Abandonamos la carretera y seguimos por una pista, pasamos por la Font del Cucut y por unos pastos abandonados y rebosantes de helechos. Finalmente llegamos a Coll de Lli. Dejamos la pista y cogemos un sendero hasta un cercado para ganado donde un plafón explicativo nos informa sobre los Espacios de la Memoria. Atravesamos el collado y entramos en territorio francés. 

Empezamos a bajar por la pista siguiendo unas señales de pintura amarilla. Más abajo, después de enlazar con otra pista, nos encontramos un acceso cerrado que nos impide el paso. Dejamos la pista y tomamos el sendero que desciende hacia la izquierda y que nos conduce hasta el Hostal dels Trabucaires, justo al entrar en el pequeño pueblo francés de Les Illes. Seguimos por la calle principal, pasamos por delante de un monumento dedicado a los fugitivos franceses de la Segunda Guerra Mundial y llegamos al final de la calle, donde encontramos una fuente con unas mesas al lado. Continuamos hacia la derecha y llegamos a la plaza Lluís Companys y al monumento a los combatientes republicanos españoles. 

Empezamos a subir en dirección a La Vajol por la carretera, dejando de lado algunas casas diseminadas del pueblo. Justo en una curva, al terminar el asfalto, dejamos el camino de La Vajol y, en su lugar, seguimos recto tomando atajo. Volveremos a enlazar con el camino un poco más arriba. Continuamos ahora por la pista ancha y llegamos a Coll de Manrella, donde encontramos el monumento a Lluís Companys. 

Dejamos atrás el collado y, casi sin darnos cuenta, cruzaremos de nuevo la frontera para descender hacia territorio catalán. A partir de aquí podemos seguir las indicaciones de Itinerànnia. Bajamos por la carretera asfaltada un centenar de metros y cogemos un camino a la izquierda, seguimos las indicaciones hacia La Vajol, descendiendo por el bosque. Pasamos por una encrucijada y continuamos en dirección a La Vajol hasta Can Quera. 

Seguimos bajando por la pista, pasamos por el lado de la fuente de Can Quera y, unos 300 metros más abajo, encontramos una pista secundaria a la derecha, la cogemos y vamos a buscar un sendero unos metros más allà; pasamos por detrás de Can Capelleres y enlazamos con la carretera de La Vajol en el Coll de Manrella. Atravesamos la carretera y llegamos a La Vajol por la calle Lluís Companys. En el cruce, continuamos recto por la calle de la Generalitat. Al final de la calle giramos a la derecha y continuamos por el camino del cementerio, que pasamos, y subimos hasta la Font de Sant Silvestre, donde encontramos el Mirador de L’Empordà. 

Seguimos la carretera hacia la izquierda durante 1,5 km, pasamos por los pastos de Can Barris y encontramos un letrero a la izquierda que nos indica el camino hacia la Mina Canta, por donde gira también el sendero de gran recorrido GR11. Seguimos el camino de carro y llegamos al refugio de Mina Canta. En este punto, solo tendremos que hacer el camino a la inversa hasta el cementerio y seguir descendiendo hacia el pueblo; acabaremos el recorrido en el aparcamiento a la entrada de La Vajol.